Uncategorized

CAMBIO DE ESTATUTOS EN LA CONFEDERACIÓN MINERA ABRE ESPACIOS PARA LA PARTICIPACIÓN FEMENINA

Publicado el

Con una histórica votación de aprobación, se aprueba cambio de estatutos de la Confederación Minera de Chile.

Los estatutos de una de la estructuras sindicales más importantes del país no habían sufrido modificación alguna en las últimas 3 décadas. Si pensamos en cuánto ha cambiado nuestro país en treinta años, podremos comprender la importancia que tiene el modificar los procesos internos del movimiento sindical, entendiendo los cambios que el escenario laboral ha propuesto a la clase trabajadora.

Este fue uno de los grandes desafíos que asumió la presidencia de la Confederación desde hace cinco años, teniendo en consideración las resoluciones del XII Congreso de la Confemin, celebrado en Papudo en 2015, cuando observó la magnitud de los cambios que se avecinaban en términos políticos, laborales y sociales. La idea era generar un espacio sindical robusto e inclusivo que pudiera hacer frente a las influencias del entorno, desde la visión de la protección de los derechos de todos los trabajadores.

Para estos efectos se creó una comisión encargada de revisar en detalle cada uno de los artículos que daban cuerpo al marco normativo interno y así proponer los cambios que fueran necesarios para mejorar y fortalecer el quehacer de la organización. Esta comisión, luego de revisar los estatutos, generó instancias de debate a nivel nacional, desplegándose en el territorio para captar la visión de los socios, sus inquietudes y sugerencias. Una vez consolidada toda la información recogida durante varios años de trabajo, se propuso el nuevo cuerpo normativo, que el recién pasado 14 de septiembre fue aprobado por 3457 votos por sobre 160 de rechazo. Uno de los avances más significativos y de alto impacto es la inclusión de las mujeres en los espacios de decisiones directivas. Señala el nuevo artículo 10 Bis: “Si el factor de participación femenina es igual o mayor que «0,33», del total de los socios de los sindicatos bases, entonces del total de miembros del Directorio que corresponden a la CONFEDERACION MINERA DE CHILE, al menos un tercio de dichos cargos deberán ser desempeñados por directoras”.

Así entonces, la Confederación abre sus puertas a los cambios sociales desde la integración de las partes, la consideración y el respeto. En esta línea de pensamiento, Susana Tapia, Secretaria del Sindicato SGS Lakefield, asociado a la Confederación, considera que “es sumamente importante la apertura de este espacio hacia la opinión y visión de las mujeres. Esta participación de nosotras en los espacios sindicales y de dirección es una gran oportunidad para que un espacio laboral masculinizado como es la minería, comprenda que deben haber consideraciones específicas para la mujer en cuanto a la carga de trabajo, a la asignación de funciones e incluso en algo tan funcional como el tipo de Elementos de Protección Personal para el desarrollo del trabajo. De acuerdo a mi experiencia como secretaria del sindicato SGS Lakefield, he observado que a partir de mi inclusión en la directiva, ha aumentado significativamente el número de mujeres en nuestro sindicato, por lo tanto creo que la visión de la presidencia de la Confederación está muy en sintonía con lo que está pasando en el mundo del trabajo en la actualidad y es algo que debemos sentir como un gran avance”.

Para el actual Presidente de la Confederación Minera de Chile, Hugo Paez, “esto es un gran triunfo para el movimiento sindical, puesto que indica con claridad que la formación, educación y comprensión del cambio de realidad son las herramientas que nos permitirán haciendo de espacios como el nuestro, un punto de encuentro para quienes necesiten nuestro apoyo”, agrega el Presidente que “la alta votación de aprobación, 3457 votos  de una totalidad de 5196 socios, avala el trabajo que hemos estado impulsando desde nuestra administración en relación a la unificación del pensamiento sindical, lo que sin duda, es una clara señal de que estamos haciendo bien el trabajo y en sintonía con la realidad de nuestros trabajadores”.

Dentro de los cambios de la base estatutaria, también hubo espacio para modificar algunas de las atribuciones y responsabilidades de la directiva nacional, del quorum para sesionar y la cantidad de directores nacionales que bajan desde 24 a 17, cambios que, en palabras del Presidente Paez son sumamente necesarios para reducir el gasto administrativo y maximizar la capacidad de resolución crítica en eventos de carácter nacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *